"El vicio inherente al capitalismo es el desigual reparto de la riqueza; la virtud inherente al socialismo es el equitativo reparto de la miseria". W. Churchill

lunes, julio 24, 2017

COLOMBO corta la única oreja en Santander



Santander, lunes 24 de julio de 2017. Feria de Santiago. Novillos de Zacarías Moreno. Bien presentados y desiguales de juego. Destacaron el muy buen 2º, de gran clase y bravura; y también el importante 3º, con mucho celo y transmisión. Más deslucidos 1º y 5º. Manejables 4º y 6º. El 6º -reseñado como segundo sobrero- saltó al ruedo por error pero terminó siendo lidiado.

Jesús Enrique Colombo, ovación y oreja

Daniel Menés, silencio tras dos avisos en ambos

 Pablo Mora, ovación tras aviso y ovación. Entrada: Media plaza en tarde lluviosa.



El matador de toros peruano Andrés Roca Rey, volverá a los ruedos el próximo jueves 27 de julio en la quinta corrida de la feria de Santiago Apóstol de Santander. Donde compartirá cartel con Julián López "El Juli" y Miguel Ángel Perera ante reses salmantinas de Garcigrande y Domingo Hernández Martín. 


viernes, julio 21, 2017

TENDIDO Cero sábado 22 de julio



La diversidad de temas marcan los contenidos de esta semana en Tendido Cero. de la TVE.  El programa abordará la actualidad en los ruedos, con el final de la feria de Pamplona, la francesa de Ceret, la primera novillada nocturna del verano en Las Ventas y la corrida de Manzanares en la que resultó herido de gravedad Curro Díaz.  Además, hablará con los presidentes de Las Ventas y homenajeará a Morante. 

Tendido Cero también se hará eco de la iniciativa de un aficionado, Ginés Bartolomé, que ha instaurado un bolsín en las instalaciones de su propiedad en Colmenar Viejo para promocionar a los aspirantes a torero.

Visitará la finca de la empresa Toropasión, en tierras riojanas, donde ya están los toros de la que ha sido hasta hace poco ganadería portuguesa de Lupi.

Los presidentes de Las Ventas se pronunciarán sobre distintas situaciones de la lidia en las que ellos tienen la última palabra. 

Por otro lado, y con motivo de los 20 años de alternativa que acaba de cumplir Morante, se hará un repaso por las fotografías que la colombiana Olga Holguín ha plasmado en el libro 20 abriles, donde se muestran distintos momentos de la vida del torero. También se ofrecerán imágenes de la misa funeral en memoria de Iván Fandiño, un mes después de la muerte del torero de Orduña; y se recuperará la anecdótica visita a España en 1966 de los astronautas que tuvieron como anfitrión a Luis Miguel Dominguín.

lunes, julio 10, 2017

COLOMBO, corta oreja con buenas reses de Fernando Peña en Madrid




Madrid, 9 jul Javier López. (EFE).- El diestro venezolano Jesús Enrique Colombo volvió a "tocar pelo" en Madrid, premio, esta vez, granjeado gracias a la gran estocada con la que despenó al sexto utrero de una buena e interesante novillada de Fernando Pena, hoy en Las Ventas.

EL VALOR DE LA SUERTE SUPREMA

Empezaba la tarde en Las Ventas con la preocupante noticia del feo "tabacazo" que había cobrado Pablo Saugar, Pirri, en Pamplona. No están los tiempos para bromas en el toreo, y cualquier rumor sobre una grave cornada hace saltar todas las alarmas. Sensibilidad a flor de piel, más todavía cuando se hoy se cumple un año exacto de la muerte de Víctor Barrio en Teruel.

Hubo minuto de silencio en su recuerdo, aunque alguno siga pretendiendo que estos homenajes deben durar 30 o 40 segundos a lo sumo. ¿No hay una norma reciente que advierte que los tendidos deben mantenerse callados hasta que el presidente no retire el pañuelo del palco? Alguien debería tomar medidas al respecto con este asunto, que no es nuevo.

Luego la tarde tuvo algunos momentos de interés, especialmente por parte de los novillos de Fernando Peña, que lidió un nobilísimo encierro, con, al menos, cuatro de los seis utreros dejándose, y mucho, con los de luces, aunque otro cantar fue que pudieran o supieran aprovecharlos debidamente.

El que sí estuvo a la altura fue el venezolano Jesús Enrique Colombo, que, con el peor lote, logró una oreja del que cerró plaza, gracias, sobre todo, a la gran estocada final, pues la faena en sí, sobre los mimbres del oficio y la actitud, no fue tampoco nada del otro mundo, sobre todo porque el utrero, que apuntó calidad, se quebró de atrás en las probaturas con la muleta.

El secreto fue que Colombo no desistió nunca, y así, a base de tesón, logró entonados momentos dentro de una labor que hasta el momento del espadazo final no había acabado de despegar.

Su primero, con el que brilló en un tercio de banderillas pleno de facultades, fue el garbanzo negro del envío al llegar prácticamente desfondado al último tercio. Colombo anduvo firme, seguro y con oficio para, al menos, justificarse.

Santa Claros dejó pinceladas ante su primero, novillo al que le faltó entrega en sus nobles acometidas, pero que dejó estar al malagueño, que, sin embargo, anduvo entre altibajos.

Intercaló algunos muy buenos por el derecho, con otros menos pulcros y tropezados ante un utrero que nunca cesó de embestir, de ahí las palmas que recibió en el arrastre, por el silencio que obtuvo el novillero.

El cuarto, más feote y acapachado, también tuvo clase en sus tardos y humillados viajes. Santana volvió a mostrar destellos del "pellizco" que posee, más a la faena, como a su primera, le faltó asentamiento. Quizás con más rodaje, cuando vaya cogiendo experiencia, este novillero pueda alcanzar sus metas, pues guarda dentro el toreo bueno.

Crespo saludó con unas templadas y encajadas verónicas a su primero, que colocó la cara de maravilla en los percales. Cumplió también en el caballo, galopó en banderillas y desarrolló buen estilo en el último tercio, yendo por abajo y muy templado, aunque faltara un punto de transmisión.

El joven portuense, sin embargo, no acabó de aprovecharlo debidamente. Hubo alguna cosa buena aislada, pero al conjunto le faltó poso y convicción para clavar las zapatillas en la arena y ligar una serie en condiciones. La frialdad con la que el tendido siguió el trasteo lo dice todo.

Al quinto, que se movió también, le faltó descolgar algo más, también porque Crespo no acertó a bajarle la mano ni dominar la situación, todo lo contrario, la sensación fue que anduvo demasiado ligero, precavido y sin pisar del todo el acelerador.

FICHA DEL FESTEJO.-

Novillos de Fernando Peña, serios aunque con desigualdades de hechuras y arboladuras, nobles y "dejándose" la gran mayoría. La excepción fue el tercero, que llegó muy parado a la muleta, y el sexto, que se quebró en las probaturas de la faena. Destacaron los dos primeros, ovacionados ambos en el arrastre.
Santana Claros, de verde manzana y oro: pinchazo y estocada arriba (silencio); y tres pinchazos y otro hondo (silencio tras aviso).

Daniel Crespo, de verde aceituna y oro: estocada desprendida y dos descabellos (silencio); y dos pinchazos, media atravesada y dos descabellos (silencio tras aviso).

Jesús Enrique Colombo, de añil y oro: estocada trasera y caída (palmas); y gran estocada (oreja).

Al finalizar el paseíllo se guardó un minuto de silencio en recuerdo de Víctor Barrio, justo el día en el que se cumple un año de su trágica muerte en la plaza de toros de Teruel.

La plaza registró un quinto de entrada en tarde de calor soportable. EFE