miércoles, febrero 21, 2018

CORTOS pos feriales del Sol…




Es problemático escribir de algo que sin ser adivinador, pudiera pasar en un futuro no lejano con las  Ferias del Sol y sus toros.

Una vez finalizada XLIX del Sol en lo que se refiere a las corridas de toros, se ha desatado todo un serial de comentarios que van desde los que apoyan la feria, pasando por aquellos que la adversan,  hasta los que guerrean a muerte  por ser los organizadores del Carnaval Taurino de América del próximo año.

Entrando como dijo “aquel”, en las catacumbas del ambiente taurino de la ciudad, nos enteremos que la actual empresa de los toros de Mérida, tienen  ahora mismo un contrato firmado,  el cual le estaría dando  opción de organizar las corridas de toros del 2019.

Entrándonos  más en las cavernas de aquellas catacumbas, nos topamos con el “Guadalupano”, -ser que ya no está en el mundo de los vivos- cooperante,  que informa qué el contrato en cuestión  seria disuelto; qué con la urgencia del caso la directiva que regenta la plaza de toros, habría sido  llamada a la mismísima residencia de los Gobernadores,  allí el alto mando habría solicitado el actual contrato para revisarlo, el cual según el cooperante habría sido enviando a una instancia legal para que lo esculquen en todas sus partes. 

Aquella instancia  al parecer estarían citando algunos personeros para conocer en boca de estos,   de verdad la empresa como tal cumplió o no en su totalidad todo lo que contiene el contrato, esto indica que el Gobernador  no estaría  confiado en un posible informe que le  habría llegado a sus manos...

En el  mismo sendero del  sincretismo “Gumersindo”, otro cooperante,  pasa la información que todo esto es meramente parte de la burocracia de siempre, ya que el Gobernador ya tenía previsto la revisión de aquel contrato, nos dice Gumer,  qué cuando el candidato a Gobernador,  se habría reunido  con algunos taurinos en casa del Sr. Quintero,  este habría indicado que la empresa taurina en cuestión organizaría las corrida de toros del 2018 y que las del 19,  el contrato seria revisado. 

Por el mesmo sendero  el “Guadalupano”,  informa,  que ya a estas instancias todo estaría  consumado; qué  no hay vuelta  atrás; que  en la próximas horas la empresa taurina como tal, seria notificada de la disolución del contrato. 

Finalizado el “abrir caminos”,  Gumersindo”,  afirma   que  bajo el "ala protectora del II abordo en el Estado", a la plaza de toros de Mérida  estarían entrando otros, indica el Guada,  qué aquel bisnes se estaria complicando, que  él ve nubarrones negros, que harian  peligrar el futuro de los  toros del Sol;  qué  él ve también algunos folios, libros, juicios, prejucios y muchos perjucios 

Ya finalizada la sesión “El Guadalupano”,  baja de nuevo, para decir que  esto sería cosa efímera, pues todo  orgullo, prepotencia, soberbia, poderío, envidia, exclución, indiferencia…estarían quedando en una sola ley que estaria en camino hacia la Asamblea Nacional Constituyente, la cual por unanimidad sería aprobada anulando así de plano toda  actividad taurina en plazas de toros en  Venezuela… Llevátelo viento de agua!!!…Ojo, no me crean…  y colorín colorado este cuento se acabado…

jueves, febrero 15, 2018

LOS TOREROS de Anna Gabriel…



Desde que la tauromaquia existe como la conocemos en la actualidad son varias las voces, normalmente de los sectores más críticos, que sostienen que “esto se acaba”.

Posiblemente los toros no se acabarán nunca. Es demasiada la fuerza de este espectáculo como para bajar la persiana forzosamente. A pesar de esto, hay que cuidar los detalles por pequeños que sean, todo cuenta y ayuda a retrasar el declive. Son tiempos delicados en los que impera la vulgaridad y la rapidez, en cualquier ámbito, y como no podía ser de otra forma, el mundo de la tauromaquia también lo está sufriendo. La cultura de la inmediatez se ha extendido por todos los sitios hasta llegar a nosotros, y parece que ha venido para quedarse. Tanto en el ruedo, al pasaportar con urgencia el primer y segundo tercio para llegar al tercero y en ese eternizarse, como fuera de él.

En las últimas temporadas va siendo habitual ver a figuras del toreo y a toreros importantes tentar vestido de paisano. Con tejanos y camisa o lo que es peor, con camisetas de manga corta y bambas. Realizan tentaderos y matan toros a puerta cerrada con un look muy de Anna Gabriel en el Parlament. Y no discriminan entre si es en su finca propia (en caso que la tengan) o en la de un ganadero de no importa qué categoría. ¿Tanto cuesta ponerse una calzona, unos botos y una camisa?

El torero es un personaje fuera de lo común que al vestirse casual para torear se iguala con el resto. Además, implícitamente puede llegar a transmitir una idea (errónea) de que lo que está haciendo él está al alcance de todos. Con la crisis de elegancia, de andares toreros, de suavidad, de maestría y en definitiva de torería, solo nos faltaba que los toreros ya no parecieran toreros ni por su aspecto físico. Y no me meto en lo que hagan fuera del ruedo.

Por si fuera poco, hay que añadirle la falta de respeto que puede suponer al ganadero. Pero eso ya es cosa de cada uno. Él es quien debe permitir torear o no según la vestimenta de sus invitados.

En la tauromaquia cada detalle tiene un impacto directo en la liturgia taurina que después es la que permite defender la tauromaquia. Sin liturgia, sin rito, sin esencia y sin magia esto sería una simple matanza. Cuiden las formas, por favor. Fuente: www.vadebraus.com/

domingo, febrero 11, 2018

MERIDA. Tres orejas en la segunda de la feria del Sol

Manolo Vanegas una oreja el quinto ganada a Ley a fuerza de exponer y llevar voltereta peligrosa


 Nazaré de triunfador en la segunda de la Feria del Sol

Jorge  Cepeda. Se realizó la segunda corrida de la internacional Feria del Sol en la ciudad de Mérida, donde se lidió un encierro de la ganadería de Los Ramírez, corrida bien presentada que dio diferente juego en la lidia; desentonó el quinto de la tarde que salió con mucho genio y poder. Actuaron los espadas: Antonio Nazaré: palmas y dos orejas. Manolo Vanegas: palmas y oreja. Rafael Serna: palmas y silencio tras aviso. Hubo algo más de media entrada en los tendidos; ráfagas de viento que descubrían a los toreros y una tarde fresca.

Antonio Nazaré

El torero sevillano estuvo bien en ambos toros. Con el primero, un toro jabonero de bonita estampa, lo recibió con vistosas chicuelinas y bien rematadas con media. Su faena fue iniciada en los medios con estatuarios solo el suave viento le acompañó en la primera serie; lo fue sometiendo y llevando a los medios para aprovechar el buen pitón derecho que tenía el astado aunque no terminaba de entregarse, con estocada trasera lo despachó y demoró mucho en caer por lo que el público se enfrió y no tomar con tiempo la espada de descabellar.
Con el segundo de su lote, por el contrario de nombre “Canelo” estuvo muy centrado ante un astado que se entregó desde el comienzo de faena, siendo un verdadero avión para planear, esto fue bien aprovechado por el español para realizarle una faena muy artística, que tal vez pecó por tratar de que el toro se le indultara haciendo amagues de matar con el estoque simulado y al ver que la presidencia no tragó tomó la espada de verdad y dejó un espadazo con derrame para que le dieran dos orejas y merecida vuelta al ruedo a los despojos del toro de Los Ramírez.

Manolo Vanegas

El buen torero nacional que cumplía su segundo paseíllo en esta feria, estuvo muy valiente, demostrando porqué sus andanzas en el viejo continente. Con su primero se adornó al sacarlo del caballo con una variedad de lances; gaoneras y saltilleras que gustaron a los presentes; con la muleta la inició bien pero un error al perderle la cara al astado y recibió una fuerte voltereta, pero regresó a la cara del astado y le aprovechó las cortas embestidas que tenía y lo potable por el pitón derecho para darle varias series; su espada cayó trasera por lo que oyó palmas.
Con el quinto un toro que demostró genio desde su salida, el venezolano estuvo muy valiente ya que el astado no humillaba y se le colaba por ambos pitones, pero estuvo allí donde se colocan los valientes y le dio muletazos que hicieron fijarse la gente ante su entrega, fue empitonado y le partió el labio superior; logró dejar un espadazo arriba para que le dieran una merecida oreja.

Rafael Serna

El torero sevillano estuvo con muchas ganas y deseos de estar bien. Con el segundo aprovechó el buen pitón derecho para dejar unas buenas tandas de mucha entrega, pero al toro le faltaba fuerza y se le quedaba corto; sin embargo, sus buenos deseos hicieron que se fuera a tablas para ligar varias tandas. Despachar de espadazo, luego de pinchar en hueso que no fue efectivo y demoró en caer. Con el sexto estuvo con muchas ganas lidiando a media altura porque el toro carecía de fuerza, al llegar al último tercio, luego de dos puyazos que recibió. Lo sometió pero poco fue lo que logró; con la espada no pudo estar bien y oyó un recado presidencial.

Ficha de la corrida

Sábado 10 de Febrero 2018
Plaza de toros “Román Eduardo Sandia”. Segunda corrida de la feria del Sol. Más de media de entrada. Se lidiaron toros de Los Ramírez de buen juego y presentación

Antonio Nazaré: Palmas y dos orejas.

Manolo Vanegas: Palmas y oreja.

Rafael Serna: Palmas y silencio tras aviso.


MÉRIDA. Nazaré, toreo de altos quilates



Espectacular y gran tarde la del sevillano Antonio Nazaré,  cortando par de orejas de gran valía.

Tarde entretenida la ofrecida ayer por parte de los toros del hierro de Los Ramírez, el cual cuatro de sus ejemplares se dejaron hacer fiesta, lo que pudo ofrecer un triunfo más abultado a la terna de espadas actuantes. *** El sevillano Antonio Nazaré saldría en hombros, mientras que Manolo  Vanegas pechó con un lote difícil, cortando una oreja de supremo valor, ante el dramatismo con la que se desenvolvió actuación. *** Rafael Serna dejaría destellos a destacar que no fueron rematados con el acero.

Rubén Darío Villafraz. @rubenvillafraz. La corrida prometía emociones. Los toros de Ricardo Ramírez, aun cuando su trapío baja muchos listones, bien es cierto que el grado de nobleza en sus embestidas es sinónimo de garantía de triunfo. Y ayer, lo hubo hasta en cuatro de los escurridos pupilos que cría en las proximidades de Las Porqueras. Del lote desdijo un quinto ejemplar con el hierro de la divisa “cachapeado” que en nada se pareció en trapío ni en condiciones durante la lidia a sus hermanos, lo que debió llamar atención a nuestras catedráticas autoridades de plaza, que se hicieron los “policía de Valera” con este gazapo.

La tarde arrancó entonada con la faena de Nazaré al jabonero que abrió plaza, animal generoso al que cuidaron en varas para en la muleta el de Dos Hermanas llevarle al aire y son que pedía el animal, siempre a media alturita, templándole y llevándole a la velocidad que requería el astado. Por la diestra así como la zurda se vieron series de gran eco en los tendidos lo que unido a los detalles torerísimos en entradas y salidas de series, hicieron de esta un presagio que se apaciguó tras la estocada trasera y tendida que recetó.

Pero lo cumbre vino con el nobilísimo y anovillado «Canelo» el cual le sangraron con minúsculo cuidado en varas, una maquinita de embestir, en especial por el lado derecho donde Nazaré se jactó de pasárselo templadamente, y con garbo, incluso abusando de cercanías, lo que hizo en una serie donde por espaldinas hizo explotar de júbilo la plaza. El toreo por naturales tuvo su miga, en series cortas y bien condimentadas con ese salero sevillano que tanto gusta, para epilogar por ajustadas bernardinas, antes de solicitar irresponsablemente el indulto del animal, cambiando hasta en tres ocasiones de espadas, vaya a saber con qué solapada intención. Lo cierto es que Usía mantuvo firme su criterio, yéndose tras la espada de certero volapié en todo lo alto para de los presentes solicita el par de orejas que certeramente se premió dichos trasteo y vuelta al ruedo al destacado astado.

Tarde de gran mensaje y vergüenza torera la de Manolo Vanegas, quien se jugó el físico ante un lote complicado.

Vaya tarde complicada la que tuvo el venezolano Manolo Vanegas, de las tardes que se recuerden en esta plaza donde se haya pasado más miedo ante un toro como fue ese quinto de la función, un toro totalmente diferente en hechuras al resto de los lidiados, luciendo un raro manchón en el hierro. Cosas raras que solo en esta plaza pueden suceder. Con ello Vanegas apechugó desde salida a no irse de vacío de esta plaza, en larga cambiadas cerrado en tablas, para luego propinar fuerte castigo en varas, hasta tres puyazos a cargo de Nahir Zambrano, con tumbo incluido. En la muleta vendría el toma y daca, el recital de “testiculina” que hubo de echar pie Manolo al ver pasar cada vez más ceñidas una embestidas que constantemente le median terrenos y colocación, siempre pegando un “tornillazo” en el embroque, avisándole hasta en tres ocasiones, toreando por la diestra con una verdad poco vista en torero tan novel, cargando la suerte en cada muletazo, hasta echárselo a los lomos, de forma dramática, segundos eternos en las astas, quedando grogui en brazos de las asistencias. Mayor drama imposible. Repuesto del trance, volvería a la cara, para rematar labor de estocada entera, trasera y desprendida, para doblar y premiársele con una de las orejas más merecidas y caracas que se recuerden en esta plaza. La ovación en la vuelta al ruedo, atronadora por donde pasaba, hizo tras esta que pasara inmediatamente al hule, donde reventado, quedaría en manos de los galenos de plaza.

Su primera labor también tendría su interés, sobre todo en el sabroso saludo con el percal, en verónicas y chicuelinas voladas en los medios. El quite por caleserinas y tafalleras colocaría mayor variedad al repertorio capotero. Con la pañosa, firmeza de terrenos y seguridad en cada serie de muletazos las evidencias por el espada de Seboruco, apretándole hacia los adentros el astado, sin un ápice de corrección en la colocación el torero, Dos viajes con el acero toricida, mandaron a la mulillas la res.

Momentos de toreo caro los del sevillano Rafael Serna

Por su parte Rafael Serna ha dejado una agradable tarjeta de presentación. Suavidad y serenidad las que dejaron evidente el trazo de sus muletazos ante el tercero, faena con aditamentos de torería y gracia propios de torero rodado. Faena esta por cierto donde entraría en calor los presentes a partir de una segunda tanda que hizo crujir los cimientos de la plaza, por su empaque. Una pena que el pinchazo antes de la estocada fulminante dejara todo en palmas, las mismas que no pudo alcanzar en el que cerró plaza, astado el cual su desconcertante comportamiento y rajada condición tras el inicio de muleta, hicieron inútil su esfuerzo.
  
FICHA DEL FESTEJO

Sábado 10 de febrero de 2018. II corrida de la IXXL Feria de Sol 2018.
Con poco menos de media plaza (aproximadamente 7000 personas) en tarde soleada y nublada, con ráfagas de viento, se han lidiado toros de la ganadería LOS RAMÍREZ (Ricardo Ramírez) justos de presentación, escurridos de carnes, con evidencias de manipulación de pitones; nobles y con recorrido 1º, 2º, 3º y 4º, este último premiado con la vuelta al ruedo de nombre «Canelo» N° 289 de 433 kilos; 5º con signos del hierro alterado y totalmente ajeno a los demás en cuanto a hechuras y comportamiento; 6º, a menos y rajado.
Pesos: 445, 440, 436, 433, 450, 462 kilos

ANTONIO NAZARÉ
(Nazareno y oro con cabos blancos)
Palmas y dos orejas

MANOLO VANEGAS
(Azul rey oro con cabos blancos)
Palmas y una oreja

RAFAEL SERNA
 (Corinto y oro con cabos blancos)
Palmas y silencio

INCIDENCIAS: Excelente par de garapullos de Diego Guillen en el 4º y Francisco “Chico” Paredes en el 5º, así como en la brega Gerson Guerrero. *** Presidió festejo con acertado criterio nuevamente Omar Eladio Quintero, a pesar de las presiones de sus compañeros de “pajarera” presidencial. *** En la enfermería Vanegas fue atendido recibiendo aproximadamente 20 puntos de sutura en el labio superior y pendiente de estudio tomografico ante posible fractura maxilo-facial.